La salud de nuestro gato ¿Cómo cuidarles en casa?
4097
post-template-default,single,single-post,postid-4097,single-format-standard,cookies-not-set,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

La salud de nuestro gato en su nuevo hogar

La salud de nuestro gato

 

Para que la salud de nuestro gato se mantenga a lo largo de su vida hemos de tener en cuenta algunos factores importantes. En nuestra mano está proporcionarles seguridad y bienestar. A través de este artículo pretendemos mostraros ideas para que el día a día desde que el gato llega a nuestro hogar sea más llevadero y cómodo tanto para vosotros como para ellos. Pequeñas ideas que a veces se convierten en grandes aciertos cuando el tamaño de nuestra casa es reducido o no sabemos bien dónde ubicar sus accesorios para que los utilice y disfrute de una forma adecuada sin interferir en nuestro día a día.

 

Alimentación

 

Nunca nos cansaremos de repetir que lo primero que podemos hacer por la salud de nuestro gato es proporcionarle una buena alimentación. Esto nos evitará muchos problemas y muchas idas y venidas al veterinario. Es mejor invertir un poco más en una buena alimentación que luego tener problemas que nos van a costar mucho más solucionarlos. La mejor opción para alimentar a nuestro gato es proporcionarle una alimento balanceado especialmente formulado para ellos. En el mercado actualmente existen multitud de marcas que cuentan con el equilibrio nutricional y una gran calidad en los ingredientes, lo que contribuirá a que nuestra mascota se alimente de una forma sana.

 

Un hogar cómodo y habilitado a sus necesidades

 

Es fundamental para la salud del gato proporcionarle un hogar en el que se sienta cómodo y tranquilo. Debemos de tener distintas áreas según sus necesidades y es debemos saber dónde ubicarlas para que todo funcione correctamente. A veces algo tan sencillo como colocar el rascador en un sitio en el que el gato no pasa tiempo acabará por hacer que el gato no lo use y nuestros muebles terminen sufriendo las consecuencias.

Vamos a distinguir en este punto 3 zonas claramente diferenciadas según funcionalidad:

1. Ocio
2. Alimentación
3. Eliminación

 

1. Zona para el ocio

 

Nuestro gato siempre va a estar donde nosotros estemos y pasemos nuestro tiempo libre. Normalmente esta zona suele ser el salón-comedor, con lo que  hemos de intentar habilitarlo en la medida de lo posible para que nuestro gato también tenga su espacio y se encuentre cómodo.

 

Cómo adaptar tu salón a tu gato

Está claro que tenemos que incorporar algunos elementos gatunos para que nuestro gato no acabe subido encima de la mesa o trepando por nuestros muebles. No es necesario grandes cambios, únicamente hemos de contar con el espacio que tenemos para adecuar esta habitación a las necesidades de nuestro gato.

gatito rascador juego gato

No tienes problemas de espacio

Un elemento imprescindible es un rascador. Es fundamental que tengas uno donde el gato está la mayor parte del tiempo. Si no lo haces así, el gato no lo usará y encontrará alguna otra superficie dónde poder acicalarse ya sea el sofá, alguna puerta… En función del espacio, una buena opción es encontrar algún tipo de rascador que tenga alguna superficie donde se pueda recostar y ponerlo cerca de una ventana. Con un sólo objeto aunque ocupe un poco más que un simple poste habrás solucionado tres problemas de una vez. Un lugar para afilarse las uñas, donde descansar y en el que entretenerse.

Sería el lugar perfecto si por esa ventana entrará algo de sol. El sol es beneficioso para todos y también para la salud de tu gato, les encanta tumbarse y pasar allí largos ratos. Si nuestro hogar dispone de terraza o jardín donde puedan salir de forma segura, les proporcionará momentos de diversión y juego naturales que harán las delicias de cualquier gato.

Las ventanas siempre son un elemento peligroso para los gatos, es aconsejable poner mosquiteras o algún tipo de red que evite caídas o que el animal escape al exterior sin que os deis cuenta de ello.

gatos durmiendo ventana casa

Si tienes que aprovechar el espacio

Hay soluciones originales que ocupan menos y hacen que el gato pueda estar igualmente cómodo. Si un rascador tipo árbol no es una opción para tu salón porque no dispones de sitio para poderlo ubicar puedes optar por un rascador plano que puedas fijar a una pared y así tener solucionado el tema de las uñas.

Otra muy buena opción sería aprovechar el espacio en vertical de las paredes. Puedes poner estanterías a distintas alturas donde los gatos puedan trepar. Dispones también de camas para ventanas y radiadores para que pasen el tiempo descansando y mirando hacía afuera. Incluso puedes poner estanterías que sean abatibles por si en determinadas circunstancias necesitas recogerlas.

El espacio siempre se puede acondicionar si somos creativos, aún en el caso de que no tengamos zona exterior. Podemos tener elementos naturales en casa como plantas (seguras), alguna maceta con hierba gatera, una zona con piedra naturales dónde podemos poner una fuente para beber… Son grandes ideas para espacios pequeños, decorativas y muy útiles.

 

Juguetes para gatos

 

Los gatos duermen hasta 16 horas al día y cuando están despiertos, necesitan el ejercicio que proporciona el juego. Por tanto, los juguetes son una parte importante de su vida. Nuestro gato se puede pasar largas horas tumbado en su cama, o asomado por la ventana. Sin embargo, por naturaleza, los gatos tienen un gran instinto cazador, además de una gran curiosidad por lo que les rodea, lo que les hace ser muy inquietos y juguetones. Una buena forma de saciar estos instintos naturales es mediante juguetes especialmente diseñados para ellos.

 

Beneficios del juego en la salud de nuestro gato

 

Mejoran su salud
Los gatos domésticos son sedentarios, lo que les puede provocar problemas de salud, principalmente el sobrepeso. Hacer ejercicio mejora la circulación y el tono muscular. Los juguetes ayudarán a que el gato haga más ejercicio, ya que lo incentiva a moverse y, en consecuencia, se mantenga activo, ágil, sano y fuerte.

Disminuye el aburrimiento
Los gatos, al igual que los humanos, también se aburren, por lo que unos divertidos juguetes lo mantendrán distraído. Les ayudará a mejorar su comportamiento, alivia el estrés y ansiedad, evitando por ejemplo problemas de agresividad o marcaje en muebles, sofás… Además de mejorar su estado de ánimo. A veces, un mal comportamiento de tu gato significa tan sólo que quiere jugar.

Mejora del vínculo gato-humano
Interactuar con el gato ayudará a fortalecer el vínculo entre el gato y su dueño, mejorando su relación, más que cualquier otra cosa. Los juguetes también favorecen el vínculo entre mascotas (otros gatos e incluso perros), incluso si no se llevan bien al principio, jugar juntos los acercará y unirá con el tiempo.

Ejercita la mente
Para saciar su curiosidad los gatos necesitan estímulos, además de fomentar la creatividad. En los cachorros se favorece el desarrollo de una mente rápida y sana. En los adultos se previene la degeneración cognitiva y los ayudan a evitar enfermedades como la depresión.

 

2. Zona de Alimentación

 

En el caso de que el espacio no sea un problema podemos tener la zona de alimentación donde está la zona de ocio del gato. Personalmente preferimos poner su zona de alimentación separada, es una cuestión de organización y estética. Si vienen amigos o visitas a casa no suele gustar tener todo en el salón de la casa y tampoco es conveniente estar moviendo su comida y bebida de sitio. Habilitar una zona de la cocina para ellos con su comedero y bebedero es muy efectivo ya que normalmente se está en la cocina a las horas de las comidas y ellos aprovechan estos momentos para comer a nuestro lado.

 

3. Zona de Eliminación

 

La ubicación del arenero es bastante importante debemos colocarla en sitios tranquilos y de poco transito lejos de ruidos. Uno de los sitios dónde se puede colocar es el baño, nosotros utilizamos la terraza de la cocina que al tener una ventana al exterior ayuda con los olores y puedes mantener ventilada la zona.

Desparasitación

 

Nada más nacer lo normal es que un veterinario examine al gatito en busca de cualquier problema de salud. Se le chequea en busca de cualquier anomalía o defecto de nacimiento, es muy habitual buscar también parásitos que la madre puede transmitir al cachorro nada más nacer. En los recién nacidos es muy importante detectar cualquier indicio de parásito ya sea externo o internos, ya que puede acarrear serios problemas en la salud del gato.

Si la madre estaba desparasitada, entonces se puede comenzar con la desparasitación del cachorro a partir del destete, sobre la cuarta semana. En el caso de que no estuviera desparasitada deberemos empezar antes sobre la segunda o tercera semana, estando muy atento a cualquier síntoma que pudiera presentar el gatito, decaidez, abdomen abultado, pelo apagado, delgadez… Dependiendo del fármaco que utilice el veterinario lo normal es que se le desparasite cada 2 semanas hasta la octava semana, luego se volverá a desparasitar a la doceava y dieciseisava semana. Una vez alcanzado los 4 meses ya se empezará a desparasitar cada 2 o 3 meses.

Aunque el gatito no salga a la calle y la madre hubiera estado desparasitada se recomienda siempre desparasitar a los cachorros como medio de prevención, ya que podemos ser nosotros mismos quien traiga en los zapatos o en la ropa de la calle. Una vez que nuestro gato alcanza la edad adulta, a partir del año le podemos desparasitar cuatro veces al año para evitarnos problemas.

 

Vacunación

 

Normalmente a los gatitos se les suele vacunar entre las 6 y las 8 semanas, para hacerlo tiene que haber sido desparasitado, encontrarse bien y estar bien alimentado. Dependiendo del lugar dónde vivas puede haber variaciones en las vacunas que son obligatorias. Lo mejor es acudir a un veterinario y él te informará de las vacunas que has de suministrarle y la frecuencia.

 

Trivalente


Inmuniza al gato frente a la panleucopenia (moquillo), la rinotraqueítis (enfermedad respiratoria contagiosa) y el calcivirus (similar a la gripe). Se administra entre la octava y la novena semana de vida y se suele poner una segunda dosis a las 3 o 4 semanas. Es importante no olvidarse del refuerzo ya que la primera vacuna perdería su efecto.

 

Leucemia


Se suele administrar a los 4 meses y necesita también de un refuerzo a los 15 o 20 días. Antes de vacunarles se les hace un test rápido para asegurarse que no son positivos. Esta vacuna es muy importante en los gatos que tienen contacto con el exterior, aunque también los gatos de interior se pueden ver afectados o contagiados por nosotros al traer patógenos en zapatos, ropa…

 

Antirrábica


No es de uso obligatorio en todas las comunidades autónomas. En la Comunidad de Madrid es obligatoria para los perros pero para los gatos no, aunque lo recomiendan. Su administración se puede hacer realizar sobre los 6 meses.

 

Una vez vacunados se suele poner una dosis anual de recuerdo o cada tres años dependiendo del fármaco y según el estilo de vida de cada gato. Será el veterinario el que te aconseje debidamente del calendario específico para tu gato.

 

Esterilización

 

Cuando tenemos claro que no queremos tener crías la castración en muy recomendable tanto en machos como en hembras. Al castrarles evitamos problemas de salud y de conducta.

 

Hembras

 

En las hembras se evita que sufran enfermedades de ovarios o de útero así como problemas hormonales que pueden originar cáncer de mama o falsos embarazos. La operación se suele realizar antes de su primer celo sobre los 5 o 6 meses. Si ya ha tenido el primer celo hay que hacerlo en un periodo de descanso hormonal. En la operación normalmente se eliminan los ovarios y en ocasiones el útero. En el postoperatorio hay que estar más pendientes de ellas que de los machos y vigilarles bien la herida, procurando que descanse todo lo posible y que no se mueva demasiado. Debemos intentar que no salte mientras se cura la incisión de la operación.

 

Machos

 

En los machos se evitan problemas de salud en el aparato reproductor. Además se evitan comportamientos problemáticos en los hogares como los maullidos en las épocas de celo, el marcaje con a orina… Esta operación se suele realizar  entre los 6 y los 7 meses antes de que nuestra mascota llegue a su madurez sexual. La operación en los gatos machos consiste en la retirada de ambos testículos. Son operaciones sencillas en la que si todo transcurre con normalidad puedes llevarte al gato al cabo de unas horas. La recuperación en los machos suele ser bastante más rápida ya que la operación es algo más sencilla y con realizar curas con clorhexidina y la correcta administración de antibiótico y antiinflamatorio después de una semana tu gato volverá a ser el mismo de siempre.

Una vez operados nuestras mascotas volverán a ser los de siempre, no es cierto que pierdan vitalidad o sus ganas de jugar. Lo que sí debemos de observar es si engordan. No a todos los gatos les pasa pero a algunos sí con lo que si observamos que come más de la cuenta podemos cambiarle a un pienso específico para gatos esterilizados.

 

Requisitos legales

 

En la Comunidad de Madrid es obligatorio que los gatos estén identificados mediante la implantación de un microchip. En caso de cambiar de domicilio o teléfono es necesario actualizar los datos en el RIAC (Registro de Identificación de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid 91 564 54 59. Aunque parezca una tontería tener a nuestro gato identificado nos puede sacar de un apuro, muchos son los gatos que se escapan o se pierden y gracias a tenerlos identificados la probabilidad de poder recuperarlos es mucho mayor. Si te preocupas por la salud de gato es mejor que tengáis actualizados los datos. Una llamada que os puede ser de mucha utilidad

Etiquetas:
,
Sin comentarios

Publica un comentario

Pin It on Pinterest

Share This