Cómo llevar a tu gato al veterinario sin que se estrese
Cómo llevar a tu gato al veterinario sin que se estrese
6430
post-template-default,single,single-post,postid-6430,single-format-standard,aawp-custom,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive
 

Tips para llevar a tu gato al veterinario y se mantenga tranquilo

Tips para llevar a tu gato al veterinario y se mantenga tranquilo

 

Como habrás podido comprobar, llevar a tu gato al veterinario puede ser todo un reto, especialmente las primeras veces, cuando es algo nuevo con lo que no está familiarizado, lo que hace que sea habitual que se estrese y se ponga nervioso. 

El problema es que llevar a tu gato al veterinario es innegociable, ya que más allá de llevarlo en caso de que sufra algún tipo de enfermedad, también debe pasar una serie de revisiones periódicas, especialmente cuando son pequeños, que deberán acudir mensualmente mientras pasan por el proceso de vacunación. Después, estas revisiones pueden ser anuales e incluso bianuales. 

Cómo llevar a tu gato al veterinario: el viaje

 

Al contrario de lo que puede parecer, la realidad es que el momento más complicado de la visita al veterinario se produce en el viaje en coche hacia la clínica, y no tanto en el propio centro. 

Conscientes de lo complicado que puede ser este momento, en este post te vamos a dar una serie de consejos útiles para calmar a tu minino, cuando tengas que llevar a tu gato al veterinario, que harán que tanto el viaje como el trabajo del veterinario, sea mucho más sencillo y agradable. 

viajar con gato en avión transportín con gato en el aeropuerto

Cómo llevar a tu gato al veterinario: el viaje

 

Al contrario de lo que puede parecer, la realidad es que el momento más complicado de la visita al veterinario se produce en el viaje en coche hacia la clínica, y no tanto en el propio centro.

Conscientes de lo complicado que puede ser este momento, en este post te vamos a dar una serie de consejos útiles para calmar a tu minino, cuando tengas que llevar a tu gato al veterinario, que harán que tanto el viaje como el trabajo del veterinario, sea mucho más sencillo y agradable.

Cómo escoger veterinario y saber que acertamos en nuestra elección

 

Hay muchas situaciones en las que te puedas encontrar en las que no sabes a que veterinario acudir. Si acabas de adoptar un gato y es tu primera vez que piensas en llevar a tu gato al veterinario, si te acabas de cambiar de domicilio y no conoces los veterinarios de la zona, o si te has desplazado con tu felino lejos de tu residencia habitual.

En caso de que te encuentres en alguna de estas situaciones no sabes a qué veterinario llevar a tu gato, en el directorio Infovet.vet encontrarás la clínica veterinaria más cerca de tu casa. Este directorio cuenta con miles de clínicas veterinarias de todas las ciudades de España, y en el encontrarás tanto la dirección como los datos de contacto, así como opiniones sobre las propias clínicas, lo que te ayudará a escoger la clínica más adecuada para tu gato. 

cuando llevar al gato al veterinario y como hacerlo

Cómo escoger veterinario y saber que acertamos en nuestra elección

 

Hay muchas situaciones en las que te puedas encontrar en las que no sabes a que veterinario acudir. Si acabas de adoptar un gato y es tu primera vez que piensas en llevar a tu gato al veterinario, si te acabas de cambiar de domicilio y no conoces los veterinarios de la zona, o si te has desplazado con tu felino lejos de tu residencia habitual.

En caso de que te encuentres en alguna de estas situaciones no sabes a qué veterinario llevar a tu gato, en el directorio Infovet.vet encontrarás la clínica veterinaria más cerca de tu casa. Este directorio cuenta con miles de clínicas veterinarias de todas las ciudades de España, y en el encontrarás tanto la dirección como los datos de contacto, así como opiniones sobre las propias clínicas, lo que te ayudará a escoger la clínica más adecuada para tu gato.

llevar a tu gato al veterinario premio snack

Consejos para llevar a tu gato al veterinario 

 

  • Coloca el transportín en un sitio fijo
  • Crea un vínculo con el transportín
  • Asegúrate de que el transportín sea seguro
  • Acostumbra a tu gato a hacer viajes cortos
  • Cubre el transportín 

 

A continuación trataremos cada punto de forma individual para explicar de forma más amplia cómo actuar en cada uno de los casos.  Si acostumbramos al gato con todos estos pequeños hábitos, seguramente se encontrará mucho más cómodo a la hora de desplazarse y evidentemente también cuando tengas que llevar a tu gato al veterinario.

llevar a tu gato al veterinario premio snack

Consejos para llevar a tu gato al veterinario 

 

  • Coloca el transportín en un sitio fijo
  • Crea un vínculo con el transportín
  • El transportín deber ser seguro
  • Acostúmbrale hacer viajes cortos
  • Cubre el transportín 

 

A continuación trataremos cada punto de forma individual para explicar de forma más amplia cómo actuar en cada uno de los casos.  Si acostumbramos al gato con todos estos pequeños hábitos, seguramente se encontrará mucho más cómodo a la hora de desplazarse y evidentemente también cuando tengas que llevar a tu gato al veterinario.

llevar a tu gato al veterinario en transportin

Coloca el transportín en un sitio fijo 

 

El primer paso es colocar el transportín en un sitio fijo, que sea tranquilo y que haga que tu gato se sienta seguro. Muchas veces, cometemos el error de dejar el transportín en zonas oscuras o ruidosas, como al lado de la lavadora, que pueden resultar muy estresantes, lo que hará que en el momento en que el que tengas que llevar a tu gato, se niegue a entrar. 

La clave está en conseguir que el gato se sienta cómodo y seguro en el transportín y, para ello, lo ideal sería colocarlo en una zona de la casa en la que él se sienta a gusto, lo que hará que a la hora de entrar, lo vea como un refugio. 

llevar a tu gato al veterinario utiliza feromonas para gatos

Crea un vínculo con el transportín

 

Crear un vínculo entre el gato y el transportín es clave y, para ello, puedes introducir en su interior un colchón para que se sienta cómodo durante el trayecto. Meter alguna prenda que huela a ti o una recompensa en modo de golosina también le incentivará a entrar. 

Así mismo, dejarle algún juguete dentro también puede ser de gran ayuda, ya que esto le permitirá estar entretenido mientras viaja. 

Además si tu gato es muy nervioso puedes rociar el transportín con feromonas para gatos, le relajaran durante el trayecto.

viajar gato avión transportín

Asegúrate de que el transportín sea seguro 

 

Un factor fundamental es asegurarte de que el transportín de tu gato sea totalmente seguro, ya que de lo contrario, es muy probable que acabe escapándose, lo que podría suponer un importante riesgo durante la conducción. 

Lo más adecuado es optar por un transportín que sea acolchado y rígido, y que se abra tanto por arriba como por delante, así como que sea lo suficientemente compacto como para poder llevarlo en el suelo del coche. El lugar ideal para colocarlo es justo detrás del asiento del conductor. 

cómo llevar a tu gato al veterinario

Acostumbra a tu gato a hacer viajes cortos 

 

Para reducir la estimulación cuando llegue el momento de ir al veterinario, una buena idea es realizar viajes cortos con tu gato, de un tiempo similar a lo que tardes a la clínica, para que así pueda ir acostumbrándose a viajar poco a poco. 

 

Es normal que si nuestro gato no está habituado a salir de nuestro domicilio, se ponga muy nervioso. Es algo nuevo para él, y todo lo que sea sacarles de su rutina habitual les estresa, por eso acostumbrarles a hacer estos pequeños viajes, es bueno para ellos. Le podemos llevar a casa de un amigo que venga normalmente a casa, al llegar, verá qué se puede sentir seguro y tranquilo. Es lo que queremos conseguir cuando le vayamos a llevar al veterinario.

llevar a tu gato al veterinario usa su mantita preferida

Cubre el transportín 

 

Es recomendable cubrir el transportín con una manta o una toalla durante el trayecto, así como mientras te encuentras en la sala de espera de la clínica, ya que de esta manera el gato se sentirá seguro y estará más calmado.

 

Elegir un transportín adecuado también facilitará su traslado y que se sienta cómodo. Tienes que tener en cuenta que no sea ni muy grande, ni muy pequeño. Puedes poner algún objeto que sea familiar para él, ya sea un juguete o su mantita preferida. Es necesario que tenga ventilación, pero muchas aberturas no son muy recomendables, por eso os decimos lo de cubrir el transportín, todos los elementos externos les asustan por eso tapar el transportín les hará sentirse más cómodos.

Etiquetas:
, ,
Sin comentarios

Publica un comentario

Pin It on Pinterest

Share This