Feromonas para gatos ¿cuándo y cómo utilizarlas?
6122
post-template-default,single,single-post,postid-6122,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,cookies-not-set,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Feromonas para gatos, ¿cuándo utililizarlas?

Feromonas para gatos

 

Hay circunstancias en la vida de un gato que pueden hacer que su nivel de estrés se vea alterado. En estas ocasiones las feromonas para gatos pueden ser nuestras aliadas.

El gato es un animal muy territorial al que no le gustan los cambios, por eso cuando variamos su rutina con circunstancias que para nosotros pueden ser normales como fiestas, una mudanza, vacaciones, viajes… provocamos un estado de ansiedad en el gato que es recomendable tratar con este tipo de hormonas para gatos.

Las hormonas para gatos no dejan de ser más que sustancias aromáticas que nuestros gato emiten para crear esa atmósfera de tranquilidad y de bienestar a su alrededor, ya sea marcando el territorio, cuando están en periodo de búsqueda de pareja, etc.

A través de este tipo de feromonas para gatos podemos llegar a controlar circunstancias que para ellos son estresantes ayudándoles a estar más relajados y tranquilos en estar circunstancias que a ellos les provocan intranquilidad o desahosiego.

gato temeroso feromonas para gatos

¿Cómo sabemos cuándo utilizar feromonas para gatos?

 

En todas aquellas circunstancias en los que el comportamiento de nuestro gato cambia, dejando de ser el tranquilo y habitual, en él durante su día a día en su hogar.

Cuando observamos que su conducta es distinta de la normal con un aumento de la agresividad o demasiado recelo, hemos de intentar lo primero dar con el origen de ese trastorno e intentarle poner remedio en la medida de lo posible.

Si nuestro gato se encuentra estresado liberará más cortisona y le hará que se encuentre más débil su sistema inmunitario por lo que será más propenso a enfermedades y a infecciones si no se ataja con rapidez el problema.

gato relajado con feromonas para gato
feromonas para gatos en circunstancias de estrés

¿Circunstancias en las que podemos utilizar feromonas para gatos?

 

Podemos utilizar las feromonas para gatos en todas aquellas circunstancias que son extrañas para nuestro gato y que le generan niveles de estrés altos. Hemos de procurar facilitar un entorno seguro y tranquilo a nuestro gato ayudándole en todo momento en aquellas situaciones que sabes que les resultan difíciles de pasar o superar.

Son situaciones que a simple vista para nosotros no conllevan un trauma importante pero que para nuestro gato pueden convertirse en situaciones difíciles de superar como pueden ser:

  • Visitar el veterinario
  • Viajar: en tren o en coche o en avión
  • Fiestas o celebraciones sociales que conlleven mucho ruido (Nochevieja, carnavales…)
  • Mudanzas
  • La llegada de una nueva mascota
  • Otro miembro en la familia
feromonas para gatos en circunstancias de estrés

Todas estas circunstancias provocan que tu gato maúlle y se esconda ya sea por las visitas que haya en casa, por ruidos que no son habituales en su entorno familiar, ya sean cambios en sus rutinas o en las tuyas: nuevos horarios o responsabilidades que hacen que pases menos tiempo en casa.

Inclusive nos podemos encontrar con situaciones médicas que hagan que tu gato se escondan, si tienes alguna duda sobre que puede ser lo que origina que tu gato pase más tiempo escondido de lo habitual llévalo al veterinario a que lo revisen por si estuviera pasando por alguna enfermedad que le transmitiera malestar.

gato oliendo feromonas para gato

Aplicación de las hormonas para gatos

 

En el mercado existen multitud de feromonas formuladas especialmente para nuestros gatos, ya sean a modo de espráis o difusores que nos permiten esparcir esta fragancia en la estancia donde nuestro gato va a estar. Las hormonas siempre se esparcen en el aire o en objetos pero nunca se aplican directamente sobre nuestro gato.

Si por ejemplo nuestro gato acaba de llegar a nuestro hogar, o hemos sufrido una mudanza, lo mejor seria utilizar un difusor que podemos conectar directamente a la red eléctrica lo que nos permitirá una liberación lenta y prolongada en el tiempo que facilitará la adaptación gradual de nuestro gato a esa nueva estancia.

En el caso de un pequeño traslado que sabemos que incomoda a nuestro gato como puede ser la visita al veterinario, o algún pequeño desplazamiento en coche, podemos usar el difusor manual en spray para pulverizar su transportín. Lo mejor en estos casos es tener el transportín a mano dejándolo a su alcance varios días antes para que se aconstumbre a él y no lo identifique como un objeto extraño. En este periodo de adaptación podemos rociar el transportín con feromonas para que se encuentre tranquilo en todo momento en su presencia. Minimizando así su grado de estrés el día que tengamos que desplazarnos con él.

gato asustado uso de feromonas para gatos

¿Es inofensivo el uso de las feromonas para gatos?

 

A día de hoy no se han encontrado contraindicaciones o efectos secundarios en los gatos tratados con feromonas felinas. Tenemos que tener en cuenta que aunque estamos tratando con una sustancia artificial en ningún momento la llegamos a emplear sobre el gato, si no que se esparce en el aire o en objetos para que estos asimilen su aroma. De hecho no hay indicativo por parte de los fabricantes en contra del uso de dichas feromonas en cachorros, pudiéndose aplicar tal como se indica en las instrucciones de dichas feromonas para gatos, en mininos de cualquier edad. Estas sustancias son inocuas además tanto en nuestros amigos gatunos como en el caso de perros, otras mascotas, personas e incluso niños de corta edad. Únicamente se aconseja no usarlas en presencia de algunos pájaros como los periquitos y loros para evitar que sus vías respiratorias puedan resultar dañadas.

Etiquetas:
,
Sin comentarios

Publica un comentario

Pin It on Pinterest

Share This