Maine Coon: La grandeza y nobleza de un rey León
5487
post-template-default,single,single-post,postid-5487,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,cookies-not-set,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Maine Coon, el Rey León de los gatos

Maine Coon, el Rey León de los gatos

 

Uno de los gatos mas populares desde que se descubrió la especie es el Maine Coon. Si estas interesado en esta raza, en este post aprenderás a cuidarles y conocerás un gato muy especial que hace las delicias de sus dueños. Muchos de nosotros, los amantes de los gatos soñamos con tener un gato de semejantes características.

A primera vista se nota el aire de grandeza, ya que el Maine Coon está considerado como una de las razas de gatos mas grandes, su aspecto para ser un gato nos impresiona igual que un león. Recuerda que los machos pueden pesar entre 7 y 10 kilos y las hembras entre 5 y 9 kilos.

Maine coon atigrado tonos cremas y marrones

Cómo saber si tu gato es un Maine Coon

 

El aire de grandeza que desprende el Maine Coon es inconfundible por su aspecto impresionante y noble, te das cuenta nada más poner los ojos en uno de ellos. Y aunque es fácilmente reconocible os vamos a dar una serie de características morfológicas que os ayudaran a identificarle nada más verle, si es que se os presenta la ocasión de tener un ejemplar delante de vosotros.

Estas características os ayudarán a que no caigáis en el error de confundirle con razas de aspecto similar como el Bosque de Noruega o el Gato Siberiano.

Tienen la cabeza cuadrada y los ojos grandes y simétricos que se han convertido en una de sus señas de identidad, sus orejas son largas y puntiagudas.

Es una de las razas de gatos de mayor tamaño con lo que tienen un cuerpo fuerte y robusto provisto de una impresionante musculatura.

mirada main coon
maine coon con pelachos en orejas puntiadas

Características morfológicas del Maine Coon

 

La principal característica del gato Maine Coon es su tamaño, todo en él es grande, su cabeza es grande y cuadrada, sus orejas son grandes y tiene el pecho ancho y la cola larga. En general tiene una estructura robusta, huesos fuertes y tejido muscular fuerte.

La cabeza y el perfil

Ahora vamos a pasar a analizar su cabeza y su cara. La cabeza del Maine Coon tiene forma de cuña y es proporcional al cuerpo, un poco más larga que ancha, con unas mejillas altas y prominentes.

Si lo miras de perfil puedes ver que su frente es ligeramente curva. Igualmente sus orejas son grandes, anchas en la base, con plumas en la parte superior, similares a las orejas de un lince.

Sus ojos son grandes, anchos y ovalados. Los ojos del Maine Coon pueden presentar cualquier color, aunque los colores claros son más comunes. No existe que sepamos relación alguna entre el color de ojos y el pelaje. Sus ojos suelen ser verdes, dorados o cobrizos.

El cuerpo

El cuerpo del Maine Coon llama la atención porque nada más verle nos impresiona con un gran torso rectangular. Ancho entre los hombros y las caderas. Las hembras son más pequeñas que los machos pero aún así son igualmente impresionantes. La musculatura de un Maine Coon es impresionantemente fuerte y poderosa. Su amplia cola tan larga como el cuerpo es ancha y se va afinando conforme va llegando a su fin.

Su pelaje

Como os hemos comentado antes al Maine Coon se le podría conocer como el Rey León en el mundo de los gatos. Su pelaje es impresionante, largo, denso y sedoso. Tiene un manto inferior muy denso y abundante y el externo es impermeable y muy brillante.

El pelaje que presenta en la cabeza es más corto y va aumentando de longitud conforme se junta con el pecho el lomo y la cola. Igualmente el pelo del vientre y el que presenta en las patas tanto delanteras como traseras es muy abundante.

maine coon con pelachos en orejas puntiadas
cachorro main coon carey

Colores que presenta el pelaje del Maine Coon

 

Lo podemos encontrar en casi todos los colores menos en Chocolate, Lila y Colorpoint.

Colores Sólidos

El Maine Coon puede tener su manto compuesto únicamente colores sólidos: blanco, azul, negro, rojo, crema.

Tonalidades combinadas

– Carey,  Los podemos encontrar en tonalidades combinadas con mezclas de color entre negro y rojo o azul y crema.

– Tabby, este es el color mas característico por el que reconocemos al Maine Coon, son combinaciones atigradas que pueden variar. Están clasificadas según su parecido en 4 tipos. Además en esta combinación de color es muy típico que presente una M dibujada en su frente entre los ojos.

Dentro de la variante Tabby los podemos clasificar en:
– Ticket Tabby o Agutí es una combinación atigrada punteada
– Mackerel Tabby, atigrado,
– Spotted Tabby, presenta anillos y
– Classic Tabby con manchas que pueden ser más o menos grandes.

Particolor, entre los que encontramos: Bicolores, Tricolores, Arlequines y Van.

cachorro de maine coon con orejas puntiagudas

El carácter bonachón del Maine Coon

 

Aunque en un primer momento el Maine Coon nos puede llegar a impresionar e inclusive a paralizar ante un gato de semejantes dimensiones, lo cierto es que podemos estar bastante tranquilos.

Es una raza que tiene un carácter bonachón, seguramente viene dada por su tamaño. Es un compañero ideal sobre todo en las grandes familias, les gusta disfrutar de la compañía de sus seres queridos e inclusive se lleva bien con otras mascotas que podamos tener en el hogar.

El Maine Coon es un gato simpático, juguetón, gentil y amable. Por el contrario puede ser un poco tímido inicialmente con los extraños. Es una raza muy inteligente que puede llegar a adiestrarse fácilmente ya que reconoce palabras y ordenes.

En entornos naturales se encuentra muy a gusto, ya que disfruta mucho del exterior, si se le permite puede llegar a dormir fuera acurrucados en algún lugar donde se hayan hecho su lugar de descanso. Es un gran aficionado tanto al agua como a la nieve, evidentemente es un gran cazador aunque escalar le cuesta algo más, quizás algo comprensible debido a su gran tamaño.

El Maine Coon es una raza de gato que se expresa mucho, emite muchos aullidos, parlotea y maulla como si cada cosa que hace te la quisiera contar.

maine coon comiendo pienso comida para gatos

La alimentación del Maine Coon

 

Si llegamos a adquirir uno de estos hermosos animales hemos de tener en cuenta que vamos a tener que proporcionarle una alimentación especial debido a su espectacular tamaño, proporcionándoles la cantidad de energía adecuada a su cuerpo conforme se va desarrollando, para que no tenga futuros problemas de peso u obesidad en su madurez.

Gatos adultos

Una alimentación adecuada para él tiene que estar compuesta por un pienso en el que predominen los nutrientes de gran calidad y con niveles muy bajos de grano (hidratos). Aportándole todas las proteínas y ácidos grasos, fibras, vitaminas y minerales que necesita un Maine Coon adulto.

Cachorros

En el caso de los cachorros de Maine Coon es fundamental elegir un pienso para gatitos especialmente formulado para este tipo de raza con la combinación de vitaminas que les ayude a proteger sus articulaciones desde pequeños y antioxidantes que le ayuden a reforzar su sistema inmunitario en esta edad temprana cuando las defensas son escasas.

El pienso debe contar con proteínas de alta calidad que le ayuden en su desarrollo así como FOS (frutooligosacáridos) y EPA/DHA (ácido eicosapentaenoico/ácido docosahexaenoico) que contribuyen a que nuestro cachorro de Maine Coon tenga una adecuada flora intestinal. Además todo este tipo de piensos especiales pensados para esta raza de cachorros cuentan con un formato adaptado a sus pequeñas mandíbulas en forma y textura.

maine coon en el exterior

Orígenes del Maine Coon

 

El gato Maine Coon proviene de los Estados Unidos, del Estado de Maine, se le considera el gato oficial del estado.

Sobre 1850 los marineros provenientes de europa trajeron gatos de pelo largo del continente Europeo y Asiático y los cruzaron con gatos estadounidenses de pelo corto. Como resultado nacieron estos gatos grandes y robustos con pelajes y colas en forma de anillo, que recordaban a los mapaches Su nombre Maine Coon proviene de este hecho, «Coon» es el diminutivo de «Racoon» que significa Mapache en inglés.

Esta raza es muy popular en las zonas rurales de Estados Unidos ya que el Maine Coon es un gran cazador sobre todo de ratones y en muchas granjas en el noreste de los Estados Unidos prolifero mucho esta raza debido a su habilidad para cazar.

Los gatos Maine Coon han evolucionado mucho mejorando naturalmente sus características para adaptarse al frío invierno y las condiciones climáticas del noreste de EEUU.

Posteriormente fueron importados al Reino Unido en 1980 y aprobados por FIFE (Federación Internacional Felina) en 1982. Hoy, es uno de los gatos que goza de mayor popularidad en todo el mundo.

maine coon mirando al infinito

Leyendas del Maine Coon

 

Más allá de todo esto podemos encontrar multiples leyendas que explican el origen de este extraordinario gato. Estas narraciones se originan a lo largo del tiempo y suelen mezclarse hechos reales con fantasía, dando lugar a maravillosas historias que pasan de unas generaciones a otras las cuales no dejan de estar siempre rozando los límites de la realidad y el mito.

  • Se dice que el legendario capitán Samuel Clough intento ayudar a escapar a Maria Antonieta de Francia y para ello cargó un gran barco con provisiones y víveres. Aunque el plan fracasó, el capitán Clough llego a la costa de Maine en EEUU con todo este cargamento que contaba entre muchas otras cosas, los que serían los gatos de María Antonieta, 6 preciosos gatos de Angora. Una vez allí los gatos se cruzaron con los gatos autóctonos de Wiscasset dando lugar a la especie que conocemos hoy.

 

  • Otra leyenda también esta relacionada con un marinero, en este cao con el Capitán Charles Coon, a quien estos maravillosos gatos deberían su nombre. Al parecer en sus viajes desde Inglaterra a EEUU llevaba siempre en su barco gatos de pelo largo para que dieran buena suerte a la embarcación e imaginamos que para tener la embarcación libre de ratones. Igualmente estos gatos se debieron de mezclar en Maine con los autóctonos de la zona dando lugar al gato Maine Coon actual.

 

  • De entre las leyendas más fantasiosas que existen está la que origina por el parecido que tienen los Maine Coon con los mapaches debido a su cola anillada y su color atigrado. Lugareños de la zona mantienen aún viva esta leyenda que explicaría la existencia del gato de Maine al cruzarse con los mapaches. Una leyenda biológicamente insostenible.

 

  • Por último y como siempre relacionada con el mar, la última de las leyendas que conocemos relacionada con nuestro querido felino el Maine Coon tiene que ver con los Vikingos Noruegos, que llevaban en las bodegas de sus barcos gatos procedentes del Bosque de Noruega para la caza de los ratos. El Bosque de Noruega una raza de gato conocida por su pelaje largo y su gran adaptabilidad a los fríos inviernos de Noruega.
cosey maine coon

Los primeros gatos Maine Coon conocidos

 

El primer gato de Maine cuyo nombre se conoce es el Capitán Jenks de los Horse Marines. La dueña, la Sra. E. R. Pierce, escribió un libro sobre los gatos y sus orígenes, describiendo al Capitán Jenks como «Uno de los gatos de pelo largo que a menudo se llama gatos de Maine». Gracias a esta mujer ha llegado hasta nuestros días información muy valiosa acerca de los concursos que se realizaban en la época. En 1878 se realizo un concurso de gatos donde participaron 12 gatos Maine Coon en Boston.

Con posterioridad, el 8 de mayo de 1895 se realizó otro concurso en el Madison Square Garden de Nueva York donde una gatita Maine Coon llamada Cosey fue la ganadora de la primera exposición de gatos en los EE. UU.

Cuando se llevaron a cabo estas primeras exposiciones de gatos a finales del siglo XIX, el Maine Coon era una raza muy popular. Aunque con la llegada del gato Persa a los Estados Unidos el interés por el Maine Coon disminuyó hasta el punto de que casi desapareció quitando las zonas rurales con granjas de los estados del noreste.

Algunos entusiastas intentaron reconstruir la raza y en 1953 se formó The Central Maine Cat Club. El club organizó exposiciones para el Maine Coon y se reavivó el interés.

La Asociación de Criadores y Criadores de Maine Coon trabajó en los años 60 para obtener la aprobación como raza. Podemos rastrear los ascendientes del Maine Coon actual en unos cientos de gatos que se registraron por primera vez en los libros de pedigrí de las décadas de 1960 y 1970.

En 1978, el Maine Coon participó por primera vez en Europa, en una exposición de gatos en la antigua Alemania Occidental. Los primeros gatos llegaron a Suecia en 1986 y en 1994 se registró la primera camada en Noruega

gato maine coon con mirada fija al frente

Cuidados del Maine Coon

 

El Maine Coon es un gato que necesita de nuestros cuidados para estar en un perfecto estado. El mas importante es uno de los temas que ya hemos tratado antes, su alimentación. Una buena alimentación específica para el Maine Coon hará que la vida de nuestro gato sea de calidad y lo más longeva posible.

Además no solamente es una cuestión de salud si no también una buena alimentación se refleja en el aspecto externo de nuestro gato. Al ser un gato que tiene un pelaje tan denso y abundante su apariencia se manifiesta de forma inmediata cuando recibe una buena alimentación con un pelo brillante, denso y fuerte.

Para conseguir este aspecto deslumbrante además de una alimentación balanceada es necesario dedicarle un tiempo a su cepillado para mantener lo mejor posible el pelaje limpio y bonito libre de problemas de piel o parásitos.

En principio no es un gato que necesite bañarse frecuentemente, pero si es cierto que es una raza que disfruta mucho con el agua, por lo que estáis de suerte. A los gatos de pelo largo nunca les viene mal un corte de pelo y un baño. Sanear el pelo cuando esta excesivamente largo les evitara tragar pelo en exceso y evitara que el gato vomite las denominadas bolas de pelo que tantos problemas estomacales pueden llegar a ocasionar.

maine coon jugando con el agua

Día de belleza gatuna con el Maine Coon

 

Los básicos que necesitaréis para el baño de un Maine Coon son: una bañera de buen tamaño, champú especial para gatos, toallas para secarle, unos buenos cepillos para su posterior cepillado, gasas y suero fisiológico para orejas, nariz y lagrimales. Y no os olvidéis de una buenas tijeras especificas para cortar las uñas.

 

1     Bañar al Maine Coon
  • Tener todo lo que vayamos a necesitar preparado antes de meter el gato al agua, para tardar poco y evitar que puedan coger frío sobre todo si es invierno.
  • Intentar hacer el proceso lo más rápido posible. Que el agua este tibia, ni fría ni caliente y no utilizar demasiada presión.
  • Introducir al gato con suavidad en la bañera y sujetarlo de forma firme por el lomo para evitar movimientos bruscos.
  • Empezar a mojarle de abajo a arriba, empezando por las patitas e ir subiendo. Cuando ya esté húmedo rociar un poco de champú e ir enjabonándolo y acariciándolo para que no esté tenso.
  • Aclararle bien y con una esponja que apenas tenga jabón lavarle la cara sin mojarle las orejas y los ojos.
  • Si es necesario se les puede limpiar después los lagrimales con una gasa estéril y con suero fisiológico.
  • Podemos revisarle igualmente las orejas para asegurarnos que no tenga cera en el pabellón auditivo. A veces se suele acumular y es de un aspecto marrón oscuro, la podemos eliminar con ayuda de un bastoncillo de bebe con mucho cuidado. Si observáramos algo anormal hay que llevarlo al veterinario.
cachorros de maine coon con orejas puntiagudas
2     Cepillado del Maine Coon

Hay que cepillar siempre con especial atención las zonas donde normalmente se les hacen más nudos por la suciedad.

  • Las zonas entre las patas tanto traseras como delanteras. Cepillando a continuación toda la zona del lomo y cuello para eliminar el pelo muerto. Nos podemos ayudar con un peine de púas metálico.
  • No hemos de olvidarnos de su larga y maravillosa cola, cepillándola igualmente tanto de forma transversal como longitudinal.
  • Finalmente y si no estamos aún agotados podemos realizar un cepillado con un cepillo de carda, teniendo cuidado en no tocar la piel del gato para airear y esponjar el pelo.

Os asombrará el maravilloso resultado que obtendréis. A veces hasta nos da la sensación que se aclara el color y es debido a la suciedad que puede llegar a contener el pelo.

gato maine coon descansando
3     Las uñas del Maine Coon

Como os podréis imaginar el Maine Coon tiene unas buenas uñas, evidentemente acordes a su tamaño. Así que tener una buenas tijeras, si es que decidís cortárselas vosotros siempre será una buena inversión.

El despuntado de las uñas hay que hacerlo con mucho cuidado, tanto por nosotros como por ellos. Se cortan tanto las delanteras como las traseras, aunque es cierto que las traseras no les crecen tanto.

Si le acostumbráis desde pequeño no es más que otro gato más y se dejará cortar las uñas sin problemas. Para él no resulta doloroso y evitará que se le pueda encarnar alguna o arañazos que nos pueda hacer de forma cariñosa al jugar con nosotros. En unos días las uñas recuperan su aspecto natural.

Tenemos que coger la patita con firmeza y presionar ligeramente la base del dedo, la uña asomara y solamente tendremos que cortar la puntita teniendo cuidado de no llegar nunca a tocar la venita que observamos a trasluz.

Accesorios para nuestro Maine Coon

 

En este caso la respuesta para todo va a ser siempre grande. ¿Cuáles accesorios vamos a necesitar? Pues los mismos que para cualquier otro gato, pero hemos de coger siempre aquellos que sean más fuertes y robustos debido a su gran tamaño.

areneros para gatos grandes como el Maine Coon
Areneros Grandes

Es un animal que tiene un tamaño extraordinario para ser un gato, con lo que tendréis que tener un arenero acorde con su tamaño que le facilite su movimiento en el interior.

Una buena opción es que tengan acceso al exterior de forma segura y puedan hacer sus necesidades al aire libre. Se sentirán mas cómodos y con mayor libertad de movimientos.

Si es un gato de interior habrá que tener un buen arenero separado siempre de la zona de alimentación. Un buen espacio siempre puede ser una terraza, que os evitará olores dentro de casa y no os estropeará el suelo del interior con la arena. Aconsejamos también que tengan bastante cantidad de arena para poder escarbar y enterar sus necesidades sin problema.

Rascadores estables y robustos para Maine Coon
Rascadores

En este caso lo que más importa es que sean robustos, imaginar que los saltos que pueden dar estos gatos van acompañados de una gran fuerza y tienen que ser seguros para ellos. Hay modelos tipo árbol que son específicos para gatos grandes que dispones de anclajes a la pared para asegurarnos de la estabilidad del mismo.

Al igual que el tema del arenero os aconsejamos que si el gato tiene acceso al exterior es ideal en estos casos, porque nada mejor para ellos que la naturaleza (o jardín) para poder rascar sus uñas y jugar a sus anchas sin temor por nuestra parte a que tiren o arañen los muebles del hogar.

Eso sí, nos nos cansaremos nunca de pediros que la parte de jardín o el acceso que tenga al exterior (terraza) el gato esté acondicionada para su seguridad. La mayoría de los accidentes se producen en el exterior caídas desde ventanas, salidas a la carretera… Hay que poner siempre o vallas metálicas, redes o mosquiteras que impidan este tipo de accidentes.

camas extra grandes para maine coon
Camas

Aquí es necesario ser creativo ya que es un gato de gran tamaño que necesita una cama cómoda y grande donde poder dormir sin estar apretado. En el mercado existen numerosas opciones que podéis contemplar. El Maine Coon como hemos comentado es un gato al que le gusta mucho estar al aire libre y no es raro encontrarle descansando en algún lugar exterior disfrutando de la brisa y el fresquito.

Accesorios para nuestro Maine Coon

 

En este caso la respuesta para todo va a ser siempre grande. ¿Cuáles accesorios vamos a necesitar? Pues los mismos que para cualquier otro gato, pero hemos de coger siempre aquellos que sean más fuertes y robustos debido a su gran tamaño.

 

Areneros Grandes

Es un animal que tiene un tamaño extraordinario para ser un gato, con lo que tendréis que tener un arenero acorde con su tamaño que le facilite su movimiento en el interior.

Una buena opción es que tengan acceso al exterior de forma segura y puedan hacer sus necesidades al aire libre. Se sentirán mas cómodos y con mayor libertad de movimientos.

Si es un gato de interior habrá que tener un buen arenero separado siempre de la zona de alimentación. Un buen espacio siempre puede ser una terraza, que os evitará olores dentro de casa y no os estropeará el suelo del interior con la arena. Aconsejamos también que tengan bastante cantidad de arena para poder escarbar y enterar sus necesidades sin problema.

areneros para gatos grandes como el Maine Coon
Rascadores estables y robustos para Maine Coon
camas extra grandes para maine coon
Rascadores

En este caso lo que más importa es que sean robustos, imaginar que los saltos que pueden dar estos gatos van acompañados de una gran fuerza y tienen que ser seguros para ellos. Hay modelos tipo árbol que son específicos para gatos grandes que dispones de anclajes a la pared para asegurarnos de la estabilidad del mismo.

Al igual que el tema del arenero os aconsejamos que si el gato tiene acceso al exterior es ideal en estos casos, porque nada mejor para ellos que la naturaleza (o jardín) para poder rascar sus uñas y jugar a sus anchas sin temor por nuestra parte a que tiren o arañen los muebles del hogar.

Eso sí, nos nos cansaremos nunca de pediros que la parte de jardín o el acceso que tenga al exterior (terraza) el gato esté acondicionada para su seguridad. La mayoría de los accidentes se producen en el exterior caídas desde ventanas, salidas a la carretera… Hay que poner siempre o vallas metálicas, redes o mosquiteras que impidan este tipo de accidentes.

 

Camas

Aquí es necesario ser creativo ya que es un gato de gran tamaño que necesita una cama cómoda y grande donde poder dormir sin estar apretado. En el mercado existen numerosas opciones que podéis contemplar. El Maine Coon como hemos comentado es un gato al que le gusta mucho estar al aire libre y no es raro encontrarle descansando en algún lugar exterior disfrutando de la brisa y el fresquito.

maine coon relamiendose

Curiosidades

 

La raza Maine Coon puede sufrir de polidactilia, es un trastorno genético que hace que se nazca con algún dedo más que un gato normal. Es totalmente benigno y se puede dar en cualquiera de las patas ya sean las delanteras o en las traseras. Para que esto suceda el padre o la madre tiene que sufrir este trastorno.

El 40% de la población del Maine Coon era polidactil. Se dice de los gatos Maine Coon que sufren esta deformación, que su capacidad de asir objetos es increíble. Como información adicional, saber que no se admiten aún a concurso Maine Coon polidactiles.

Otra patología inusual que puede sufrir el Maine Coon es tener el Gen Rex. En este caso el pelo del gato será completamente rizado.

gato maine coon corriendo por el campo

La salud del Maine Coon

 

Recomendamos que por las características del Maine Coon se le realice con cierta periodicidad de 6 u 12 meses un chequeo veterinario para evitar muchas enfermedades que están relacionadas con el sobrepeso.

Enfermedades que puede llegar a padecer el Maine Coon

  • Cardiomiopatía hipertrófica felina, es una enfermedad que puede llegar a ser grave ya que hace que las paredes del corazón del gato sean más gruesas de lo normal lo que puede provocar fallos en el funcionamiento del corazón.
  • Displasia de cadera, esta enfermedad es muy dolorosa para el gato se trata de una malformación ya sea consanguinea o por un exceso de peso o poca o mucha de actividad física que hace que las patas traseras se dispongan en X.
  • Enfermedad renal poliquística, suele ser una enfermedad renal hereditaria que puede llegar a ocasionar insuficiencia renal.
  • Atrofia muscular espinal, se degeneran las neuronas responsables de los movimientos (caminar, correr, tragar…) Estos síntomas pueden tener distintos grados de gravedad y se suele detectar en los cachorros en sus primeros meses de vida, aunque en ocasiones se puede dar en gatos adultos
  • Deformación del esternón, esta enfermedad comprime los pulmones y el corazón del gato Maine Coon dificultando el funcionamiento de los demás órganos vitales. Estos gatos suelen presentar un protuberancia en el lomo.
  • Obesidad, es conveniente vigilar la comida del Maine Coon ya que es una raza grande y de buen apetito, sobre todo una vez esterilizado. Si vemos que el gato coge peso tenemos que llevarlo al veterinario para que nos ayude a controlar su alimentación. Podemos fomentar siempre su actividad jugando con ellos y con juguetes interactivos que hagan que tengan un mayor ejercicio físico. También hay comederos antivoracidad que hacen que no se lo coman todo de un golpe y tengan que ir más despacio. Seguramente el veterinario nos aconsejará sobre cómo alimentarle y si es mejor darle sus raciones diarias pesadas en vez que de que disponga del pienso de una forma libre.

A pesar de sus problemas de salud, un gato Maine Coon tiene el record de longevidad, con 27 años.

Sin comentarios

Publica un comentario

Pin It on Pinterest

Share This