¿Por qué ronronean los gatos? Lo que esconden los gatos tras ese sonido
1
post-template-default,single,single-post,postid-1,single-format-standard,cookies-not-set,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

¿Por qué ronronean los gatos?

Ronronear relaja y es una expresión de bienestar

 

¿Por qué ronronean los gatos? A primera vista la respuesta pudiera parecer obvia, pero no lo es tanto. Es cierto que cuando oímos a nuestro gato ronronear suele deberse a que esta contento y feliz, de vernos o estar con nosotros. Ésta no es la única circunstancia que hace que un gato ronronee. Hay numerosos estudios que demuestran que un gato puede ronronear por otras causas ya sean hambre, estrés, dolor…

 

 

Una expresión de felicidad

 

El ronroneo generalmente es una expresión de satisfacción, de buen humor, de expresión por un estado de felicidad siendo así la mayor parte de las veces.  A su vez tiene un efecto tranquilizante, tanto en ellos como en nosotros los humanos. Cuando un gato ronronea cuando le estas acariciando es uno de los momentos más satisfactorios que existe como nexo de unión entre el gato y su dueño. Produce un estado de felicidad que nos ayuda a reducir la presión sanguínea reduce los síntomas del estrés y ayudándonos a regular el sueño.

Podríamos decir que el ronroneo equivale en un gato a su forma de sonreír, claro que nosotros reímos por muchas razones al igual que les sucede a nuestros amigos bigotudos.

El mejor ejemplo y el primero en producirse lo tenemos en el momento de nacer. Los gatos cuando nacen no ven y están sordos. Se cree que para poder guiarse hasta su madre, ésta les ronronea.

Las vibraciones que produce el ronroneo de un gato pueden variar de frecuencia  entre 25 a 150 Hz como norma general, o superiores en determinadas circunstancias.

La madre de los gatos a su vez también ronronea por la satisfacción del momento de verse rodeada de sus gatos.

 

 

El ronroneo como método de curación

 

Otras de las circunstancias por las que podemos oír ronronear a nuestro gatos es para calmarse o para curar su dolor. Las vibraciones que emite el gato les hace vibrar y algunos estudios sugieren que esto estimula a la curación de sus huesos lo que les ayuda a tener unos esqueletos más fuertes. Este mecanismo de autocuración podría explicar por qué los gatos casi nunca tienen los huesos rotos y él porque de su curación tan rápida.

En la actualidad muchos medios de rehabilitación de huesos y osteoporosis están basados en sistemas de vibración, que hacen que los huesos de las personas se rehabiliten y se fortalezcan de forma más rápida.

Este ronroneo también lo usan como medida de control para tranquilizarse en situaciones en las que se pueden sentir amenazados, con la finalidad de relajarse tanto a ellos mismos como a otros. Es un medio de comunicación tanto con sus semejantes como con nosotros.

 

 

¿Cómo ronronean los gatos?

 

No es fácil de explicar  ¿Por qué ronronean los gatos? y menos ¿cómo lo hacen?  Si alguna vez te has fijado el ronroneo es un zumbido constante que hace que todo su cuerpo vibre. No les cuesta ningún esfuerzo ni tienen que inhalar más aire del habitual. Como en casi todo hay distintas opiniones al respecto. Algunos opinan que este ronroneo se produce por la expansión y contracción de determinados músculos de la laringe contrayendo la glotis. Otros están de acuerdo en que este ruido se ocasiona con los músculos que unen la lengua con el craneo. Recientes estudios avalan que el ronroneo es un efecto de resonancia de las cuerdas vocales al rebotar.

Igualmente podríamos decir que los felinos es el único mamífero capaz de emitir sonidos tanto al inhalar como al exhalar. Al igual que nuestros amigos los gatos, el ronroneo es propio de linces, pumas, guepardos. Los tigres y leones emiten ciertos sonidos similares al ronroneo. Estos últimos, los grandes felinos, únicamente realizan estos sonidos al exhalar y no suelen tener una duración tan larga.

Al parecer hay también diferencias en las frecuencias cuando se inhala a cuando se exhala. Estas frecuencias no son perceptibles para nuestro oído humano. Para nosotros únicamente es un zumbido constante, que dura en el tiempo durante algunos minutos, dependiendo de la situación en las que se produzcan.

Cuando un gato intenta que su amo le alimente suele emitir una frecuencia de ronroneo que esta entre los 220 a 520 Hz. Cuando un bebé llora su llanto para hacernos una idea ronda entre los 300 y 600 Hz, lo que te puede orientar acerca de porque elevan tanto la frecuencia del sonido, simplemente intentan que su sonido haga que sea casi imposible de ignorar por nuestra parte.

 

Otros artículos de interés

 

Etiquetas:
Sin comentarios

Publica un comentario

Pin It on Pinterest

Share This