Higiene del gato persa: todo lo que debes saber para su cuidado
4852
post-template-default,single,single-post,postid-4852,single-format-standard,cookies-not-set,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Higiene del gato persa

Higiene del gato persa

 

La higiene de un gato persa es de las que puede resultar más complicada de realizar por la fisionomía tan característica de este gato. Estos gatos requieren de mucho cuidado por parte de sus dueños para mantener una higiene óptima.

Un gato adulto como norma general se pasa durmiendo unas 14 ó 15 horas al día y una buena parte del tiempo que esta despierto la invierte en acicalarse. La lengua de un gato está cubierta de cientos de espinas llamadas papilas. Las papilas están curvadas todas en la misma dirección y poseen un hueco en su punta en forma de «u».

Estas papilas confieren ese tacto áspero tan característico de la lengua de un gato. La cavidad que tienen en la punta es la responsable de recoger la saliva de la boca y distribuirlo por el pelaje en cada lengüetazo del gato. Para un acicalado correcto del gato, éste ha de llegar con sus papilas hasta la piel, lo que en el caso de un gato persa de pelo largo resulta prácticamente tarea imposible debido a la densidad de pelaje. Por eso hemos de intentar ayudarle a mantener el pelaje  limpio con al menos un cepillado diario.

Los gatos persas de pelo largo además deben de contar con una bandeja sanitaria de tamaño grande, (acorde con su tamaño) para que se pueda mover sin ensuciarse dentro del mismo. Son gatos en extremo limpios y exigentes con el estado del arenero. En muchas ocasiones si el gato se encuentra con la arena sucia o restos sin retirar pueden buscar otro sitio como la bañera o una alfombra para orinar. Hemos de intentar mantener la bandeja limpia retirando los restos de heces y orina cuanto antes para ayudar también así a mantener un ambiente limpio y libre de malos olores.

Aser creciendo
origen del gato persa
Aser gato persa descansando en sofá

Ojos

 

Las razas braquicefálicas, requieren de cuidados regulares para retirar el exceso de lágrimas que se forman alrededor del ojo. Hemos de retirar el exceso de lágrima con una gasa estéril justo en el ángulo medio del ojo humedeciendo esta con un antiséptico oftalmológico. Si el lagrimeo se hace excesivo o notamos enrojecimiento en la zona tendremos que consultar de inmediato con el veterinario.

 

 

Boca

 

Hemos de tener en cuenta que el aliento de un gato es siempre fuerte ya que es un animal carnívoro y tendremos que saber distinguir de una halitosis. La acumulación de sarro y restos puede provocar el mal aliento, con un rápido vistazo podemos ver el estado de las encías y en caso de duda es mejor consultar con un veterinario si necesitamos hacerle una limpieza bucal al gato para evitar problemas mayores.

Los gatos que se alimentan con comida húmeda son más sensibles a la periodontitis que uno alimentado con pienso. La mejor solución para evitar esto es el aseo bucal del gato de forma diaria, lo que requiere de mucha paciencia y hábito por parte del dueño desde que el gato en un cachorro. Este procedimiento en caso de realizarlo requiere de un producto dental específico para gatos, la destinada a uso humana no es apta para ellos. En caso de no realizar el lavado de dientes del gato es necesario un seguimiento por parte de nuestro veterinario para que determine cuándo debemos realizarle las higienes dentales a nuestro gato persa.

 

 

Nariz

 

Como norma general la higiene de la nariz de un gato persa no suelen necesitar de unos cuidados especiales pero a veces podemos encontrarnos con secreciones nasales que se acumulan en forma de costras en las esquinas de las fosas nasales. Estas costras se deben de quitar con un gasa o algodón humedecido en loción oftalmológica o con agua hervida fría. Ante una nariz seca o con mocos debemos de consultar con el veterinario.

 

 

Orejas

 

La higiene de las orejas de un gato persa es la misma que la del cualquier otro gato. Como norma general hemos de intentar tocarlas lo menos posible. En la base del pabellón auditivo suelen tener un poco de grasa que es normal, a veces puede oxidar y volverse algo más marrón, no es conveniente eliminarlo con mucha frecuencia ya que provocaremos que se forme mayor cantidad al favorecer la secreción. Si notamos secreciones de aspecto raro o cantidad abundante es mejor consultar con el veterinario para que sea él quien realice la limpieza con auditiva con mayor seguridad e inclusive poner el tratamiento más adecuado para solucionar el problema.

Aser creciendo

Ojos

 

Las razas braquicefálicas, requieren de cuidados regulares para retirar el exceso de lágrimas que se forman alrededor del ojo. Hemos de retirar el exceso de lágrima con una gasa estéril justo en el ángulo medio del ojo humedeciendo esta con un antiséptico oftalmológico. Si el lagrimeo se hace excesivo o notamos enrojecimiento en la zona tendremos que consultar de inmediato con el veterinario.

 

 

Boca

 

Hemos de tener en cuenta que el aliento de un gato es siempre fuerte ya que es un animal carnívoro y tendremos que saber distinguir de una halitosis. La acumulación de sarro y restos puede provocar el mal aliento, con un rápido vistazo podemos ver el estado de las encías y en caso de duda es mejor consultar con un veterinario si necesitamos hacerle una limpieza bucal al gato para evitar problemas mayores.

Los gatos que se alimentan con comida húmeda son más sensibles a la periodontitis que uno alimentado con pienso. La mejor solución para evitar esto es el aseo bucal del gato de forma diaria, lo que requiere de mucha paciencia y hábito por parte del dueño desde que el gato en un cachorro. Este procedimiento en caso de realizarlo requiere de un producto dental específico para gatos, la destinada a uso humana no es apta para ellos. En caso de no realizar el lavado de dientes del gato es necesario un seguimiento por parte de nuestro veterinario para que determine cuándo debemos realizarle las higienes dentales a nuestro gato persa.

 

 

Nariz

 

Como norma general la higiene de la nariz de un gato persa no suelen necesitar de unos cuidados especiales pero a veces podemos encontrarnos con secreciones nasales que se acumulan en forma de costras en las esquinas de las fosas nasales. Estas costras se deben de quitar con un gasa o algodón humedecido en loción oftalmológica o con agua hervida fría. Ante una nariz seca o con mocos debemos de consultar con el veterinario.

 

 

Orejas

 

La higiene de las orejas de un gato persa es la misma que la del cualquier otro gato. Como norma general hemos de intentar tocarlas lo menos posible. En la base del pabellón auditivo suelen tener un poco de grasa que es normal, a veces puede oxidar y volverse algo más marrón, no es conveniente eliminarlo con mucha frecuencia ya que provocaremos que se forme mayor cantidad al favorecer la secreción. Si notamos secreciones de aspecto raro o cantidad abundante es mejor consultar con el veterinario para que sea él quien realice la limpieza con auditiva con mayor seguridad e inclusive poner el tratamiento más adecuado para solucionar el problema.

Aser gato persa descansando en sofá
Higiene del gato persa

El pelaje

 

El gato es una especie con el pelo especialmente denso en comparación con otras especies. Los pelos nacen en los folículos, hendiduras a lo largo de la piel situadas en la dermis que están asociados a un músculo erector que hace que este se pueda encrestar.

Los folículos se componen de numerosos pelos, siendo dos o tres pelos primarios (de cobertura) son más gruesos y largos y los demás secundarios más finos y cortos. Estos pelos secundarios suelen estar desprovistos de músculo erector y de glándulas sebáceas.

Las glándulas sebáceas produce una mezcla de lípidos que hace que el pelo de nuestro gato resulte brillante.

 

Muda del pelo

 

Nuestros gatos renuevan el pelo de forma gradual y estacional. Los gatos domésticos al vivir con una temperatura homogénea durante todo el año hace que este proceso sea algo más irregular aunque siempre se observa un pico estacional.

En invierno es cuando nuestro gato tiene el pelo más denso y cuando le crece el pelo a menor velocidad, siendo los meses posteriores en primavera cuando se reactiva la actividad y el pelo crece a mayor velocidad lo que hace que se provoque la muda del pelaje, siendo el pelo viejo es expulsado del folículo. Al final del verano la densidad será menor y el pelo habrá experimentado su máximo crecimiento. Se empieza a preparar el pelaje de invierno que tendrá su mayor explendor sobre el mes de noviembre.

En la época de muda es cuando más debemos de tener presente el cepillado del gato, ya que al estar desprendiéndose el pelo, ayudamos a quitar el pelo muerto aireándolo y evitando que todos estos pelos muertos sean ingeridos por nuestro gato al acicalarse ellos mismos.

Mantenimiento del pelo

 

En el caso de la higiene del gato persa relativa al cuidado del pelo hemos de ser muy persistentes. Debemos establecer rutinas de cepillado diario que eviten la formación del nudos y molestias. Estos enredos le ocasionan tirones en la piel y en muchas ocasiones conllevan parásitos que se acumulan en estas zonas de pelo muerto. Lo que a nosotros nos puede conllevar 5 minutos de cepillado diario evita muchos tirones innecesarios al querer desenredarle el pelo y en muchas ocasiones se tiene que acabar rasurando la zona afectada para subsanar el problema.

Como realizar un buen cepillado

 

Hemos de cepillar con especial atención la zona de entre las patas, tanto trasera como delantera así como la parte de atrás de las orejas, las zonas a las que el gato no llega con su lengua son más propensas a hacerse nudos.

A continuación cepillaremos el cuello y el lomo, eliminando todo el cabello muerto que se encuentra en el extremo del pelo, nos podemos ayudar para esto de un peine de púas largas metálico (evita mucha electricidad estática) Levantaremos el pelo hacia arriba y lo iremos cepillando bajándola hacía abajo desde la base de la piel.

La cola es muy importante, nunca debemos de olvidarnos de su cepillado. Realizaremos un cepillado tanto longitudinal como transversal para dar mayor volumen.

Finalmente podemos realizar un cepillado al revés con un cepillo de carda, teniendo cuidado en no tocar la piel del gato, hemos de acércanos pero sin llegar a rozarle para airear y esponjar el pelo de nuestro felino.

El baño

 

Los gatos de pelo largo se suelen ensuciar bastante el pelaje y en ocasiones puede ser conveniente darles un baño para limpiar el pelo de toda la suciedad existente. Siempre será más fácil si hemos acostumbrado animal desde pequeño.

Vamos a dar unos pasos a tener en cuenta para hacer esto con la mayor rápidez y seguridad tanto para ti como para tu gato. Puedes utilizar la bañera o en el caso de no tener un recipiente lo suficientemente grande, acorde con su tamaño. Si ya has bañado a tu gato con anterioridad, sabrás si le gusta o no el agua y como lleva el proceso. Así que puedes optar por cortarle las uñas antes de baño para evitar posibles arañazos indeseados o en caso de que sepas que se pone nervioso hacerlo cualquier otro día con anterioridad para evitar ponerle nervioso y acabar lo antes posible.

 

 

Pautas a seguir para bañar a tu gato

 

  1. Ten a mano todo lo que vayas a necesitar, champú (específico para gatos), peines, toallas y secador si lo vas a utilizar (en invierno es aconsejable para que no coja frio).
  2. Recomendamos hacerlo todo el proceso de forma rápida y concisa, no entretenerse demasiado ya que evidentemente no en una situación en la que el gato se encuentre cómodo. La habitación debe de tener una temperatura adecuada sobre todo si es invierno.
  3. Preparar el agua, que salga tibia ni fría ni caliente a nuestro tacto. El chorro del agua también ha de ser adecuado, no debemos de tener demasiada presión.
  4.  Ahora es el momento de coger al gato y con suavidad introducirlo en la bañera. Lo debemos sujetar de forma firme sobre el lomo para evitar posibles movimientos bruscos o accidentes.
  5. Empieza mojándole el pelo por la patitas y ve subiendo hasta el lomo, luego las demás zonas, cuello, barriga patas traseras y cola. Cuando este humedecido échale un poquito de champú y vete enjabonándolo y acariciándolo para que no se ponga tenso. Cuando hayas terminado puedes esperar un par de minutos mientras le lavas la cara con apenas jabón. Utilizaremos una esponja o un trapo humedecido para aclararle el rostro teniendo especial cuidado con sus orejas y ojos, procurando que no le caiga nada agua en ellos.
  6. A continuación le aclararemos el resto del cuerpo con abundante agua. Intentando eliminar todo resto de jabón.
  7. Elimina con tus manos el exceso de agua de las patas
  8. Sécalo con una toalla con cuidado. Si es invierno puedes usar luego el secador teniendo cuidado con la temperatura y con no apuntarle a la cabeza.
  9. Una vez seco dale un cepillado para ayudarle a expulsar todo el posible pelo muerto que tenga aún.
Origen gato persa peke persas extremos face

Despuntado de las uñas

 

Los gatos marcan su territorio con las uñas y en el caso de los gato domésticos para evitar que nos arañen algún mueble u objeto del hogar y acabe en la basura se suele recomendar realizar un cortado del extremo de la uña. Cuando se presenta un gato a un concurso siempre se le realiza este despuntado de las uñas con normalmente unos días de antelación para que las uñas vuelvan a tener su aspecto natural y no parezcan recién cortadas. Este recorte se realiza tanto en las patas delanteras como en las traseras. Como para casi todo es necesario acostumbrar al animal desde pequeño para hacerlo con total normalidad cuando es adulto. Para el gato no es algo doloroso, hemos de coger la pata del gato con firmeza y presionar ligeramente la base del dedo. La uña saldrá y sólo tendremos que recortar la punta con unas tijeras especiales para este fin, teniendo cuidado de no tocar la venita que se observa al trasluz.

 

Otros artículos de interés

 

Etiquetas:
Sin comentarios

Publica un comentario

Pin It on Pinterest

Share This