Gato Balinés: Origen, características físicas y cuidados
450
page-template-default,page,page-id-450,page-child,parent-pageid-134,cookies-not-set,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Gato Balinés

Balinés

Balinés

Tamaño Pequeño
Peso 3-5 kg
Vida 10-15 años
Caracter Activo
Actividad Alta
Pelaje Largo
Cuidados Fácil
Salud Buena

 

El gato Balinés

 

El gato Balinés es un gato bonito, fuerte y elegante, de tamaño mediano, con las mismas líneas estilizadas y esbeltas del siamés. El cuerpo es grácil y esbelto, la cabeza tiene un perfil recto y posee grandes orejas, que pueden presentar mechones. El pelaje se caracteriza por mostrar el mismo color en orejas, cara, patas, pies y cola, con una máscara como la de los siameses. Tiene un fino pelaje sedoso y vaporoso que puede tener de uno a varios centímetros de longitud y cae lacio sobre el cuerpo. No tiene un manto inferior lanoso. La cola es larga y emplumada, de pelo mucho más largo que el resto del cuerpo. Los ojos son de color azul brillante y su forma y disposición son orientales.

Se encapricha de un miembro de la familia, ignorando al resto.

En EEUU, los gatos de tipo Balinés con manchas adicionales a las aceptadas para los Balineses se conocen como Javaneses.

 

 

Origen

 

Llamado así por los bailarines exóticamente elegantes de la isla indonesia de Bali. El Balinés es básicamente un siamés de pelo largo. Los Balineses comenzaron a aparecer a comienzos del siglo XX. Al principio los criadores regalaban sus gatitos de pelo largo. Después de la Segunda Guerra Mundial, tuvo lugar el desarrollo de la raza, que recibió originalmente el nombre de «siamés de pelo largo», aunque pasó a llamarse «Balinés» por la similitud de los gatos con las elegantes bailarinas de los templos del Lejano Oriente. En 1961 se reconoció la raza balinesa en América, pero no se importó a Europa hasta mediados de la década de 1970.

 

Apariencia

 

  • Cola gruesa
  • Ojos grandes azules
  • Pelaje largo
  • Cuerpo fino

 

 

Origen

 

Llamado así por los bailarines exóticamente elegantes de la isla indonesia de Bali. El Balinés es básicamente un Siamés de pelo largo. Los Balineses comenzaron a aparecer a comienzos del siglo XX. Al principio los criadores regalaban sus gatitos de pelo largo. Después de la Segunda Guerra Mundial, tuvo lugar el desarrollo de la raza, que recibió originalmente el nombre de «siamés de pelo largo», aunque pasó a llamarse «Balinés» por la similitud de los gatos con las elegantes bailarinas de los templos del Lejano Oriente. En 1961 se reconoció la raza balinesa en América, pero no se importó a Europa hasta mediados de la década de 1970.

 

Apariencia

 

  • Cola gruesa
  • Ojos grandes azules
  • Pelaje largo
  • Cuerpo fino

 

 

Personalidad

 

  • Activo
  • Extrovertido
  • Afectuoso
  • Inteligente
  • Curioso
  • Maullador

 

 

Características

 

Se trata de un gato estilizado de estilo muy similar al siamés, aunque el balinés este tiene un manto de pelo abundante y espeso. Podemos encontrarlo de todos los colores básicos, incluyendo el blanco, azul o chocolate.

Su aspecto señorial le hacen distinto a otras razas de gato, y es que, aunque parezca delgado y débil, el balinés tiene unas patas fuertes y largas que le permiten ejercitarse activamente durante todo el día.

Destacamos su cabeza triangular de aspecto asiático y fina provista de dos orejas grandes y puntiagudas que le dan un toque sorprendido y alerta. Los ojos suelen ser de un azul intenso y limpio.

 

 

Comportamiento

 

Muy similar al del siamés, aunque más tranquilo. Se trata de un gato muy fiel a su amo, su comportamiento es muy cariñoso, dulce y simpático con quien le atiende, incluso puede llegar a ignorar los otros miembros de la familia.

El gato balinés suele llevarse bien con niños y es que se trata de una raza juguetona y activa, que no dudará en pasar tiempo siguiendo plumeros, y otros juguetes. Le gustará llamar la atención, pues hablamos de un gato excéntrico que odia pasar desapercibido.

Muy maullador, tiene predisposición para «hablar» y es que el balinés tiene un maullido muy elegante y distinto de el de otros gatos . Deberás tener claro que no te importa que dedique parte de su tiempo a la comunicación.

Tiene una fuerte personalidad que le impide en ocasiones convivir con otros gatos en un mismo hogar y es que, como hemos detallado antes, se trata de un gato egocéntrico que demanda mucha atención, y que lleva mal la soledad.

 

 

Cuidados

 

Necesita cuidado periódico de su delicado pelaje, ya que es propenso a nudos y enredos. Mínimo tres veces por semana. Importante cuidar su alimentación para mantener brillante su pelaje.

Los gatos Balineses son muy limpios. De inmediato captarán la utilidad del arenero, aunque sean cachorros. Conviene mantener limpio el arenero y no usar arenas perfumadas, o utilizará la casa como tal.

Debes limpiar sus ojos y orejas con un algodón húmedo. Así como sus dientes. Al ser un gato limpio no necesita ser bañado cada mes y medio, dos meses. Debe secarse bien el pelo para no formar nudos.

 

 

Salud

 

El gato Balinés, al descender del siamés puede sufrir estrabismo que se trata de una alteración del nervio óptico y nistagma, unos movimientos rápidos del ojo hacia delante y hacia atrás. Por lo demás, si vacunas a tu gato y le llevas al veterinario con la frecuencia pertinente no vas a tener ningún problema.

Pin It on Pinterest

Share This