Gato Sphynx: Origen, características físicas y cuidados
1198
page-template-default,page,page-id-1198,page-child,parent-pageid-134,cookies-not-set,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Gato Sphynx

raza de gatos Sphynx gato sin pelo

Sphynx

Tamaño Mediano
Peso 5-6 kg
Vida 10-15 a
Carácter Curioso
Actividad Alta
Pelaje
Cuidados Difícil
Salud Regular

 

El Gato Sphynx

 

El Gato Sphynx o gato esfinge, también llamado errónea pero comúnmente gato egipcio. Es un gato realmente único en el mundo. Fue la primera raza en ser aceptada como raza sin pelo o sin pelaje aparente. Lo que es seguro, es que crean filias y fobias en la misma proporción. Se piensa que proviene de la raza Devon Rex, con la que comparte características muy similares. Aparecieron de forma natural a causa de una mutación. Apareciendo su principal característica, su carencia de pelaje. En realidad, no carece de pelaje, sino que tienen una fina capa de pelo, suave que recuerda a la piel de melocotón. No tienen bigotes ni pestañas. Fue en Canadá, cuando en los años 60 decidieron fijar y mantener las características de los gatos que no parecían tener pelo.

 

 

Origen

 

Esta apariencia característica del gato Sphynx es el resultado de una mutación genética natural de carácter recesivo, acontecida en Canadá, en la década de los 60. El trabajo de los criadores que decidieron fijar y mantener dichas características confiriéndole al mismo tiempo un tipo y estructura único y particular como para conformar una raza. El origen es poco conocido, pero la semejanza morfológica hace pensar que es fruto de una mutación natural aparecida en el Devon Rex, con el que se cruzó durante los años 80. Estos cruces se han vuelto impopulares/no permitidos por algunas asociaciones debido a que en los últimos años han aparecido problemas dentales, del sistema nervioso y del sistema cardíaco. La mayoría de los Sphynx actuales descienden de tres gatitos sin pelo encontrados en Toronto en 1978.

 

Apariencia

 

  • Ausencia de pelaje
  • Cola fina
  • Orejas grandes
  • Fuerte

 

Apariencia

 

  • Ausencia de pelaje
  • Cola fina
  • Orejas grandes
  • Fuerte

 

Personalidad

 

  • Extrovertido
  • Afectuoso
  • Inteligente
  • Curioso
  • Calmado

 

 

Características

 

El Gato Sphynx tiene un tamaño mediano, con un cuerpo alargado y musculoso. De enormes orejas que destacan respecto al cuerpo. Se considera una raza sin pelo, aunque tiene un pelaje muy fino y corto que apenas se aprecia. Recuerda la piel de un melocotón. Esta raza no tiene bigotes ni pestañas. A pesar de que su característica principal sea la ausencia de manto existen cuatro variedades de esta raza y algunas de ellas poseen una ligera capa de pelo que apenas llega a unos pocos milímetros:

 

  • Goma: que son los gatos Don Sphynx totalmente sin pelo.
  • Flock: aquellos recubiertos por un manto milimétrico que les confiere un aspecto aterciopelado.
  • Velour: Don Sphynx con pelo de no más de 3 milímetros
  • Brush: con pelaje rizado.

 

Su cabeza es similar a la del Devon Rex. Ojos hundidos con forma de limón. Con unos huesos finos, patas largas y delgadas, con las delanteras arqueadas por su ancho pecho. Cola larga, estrecha y dura al tacto. La pigmentación se aprecia en la piel del gato Sphynx. Pueden presentar todos los patrones y colores de piel.

 

 

Comportamiento

 

A pesar de su aspecto serio y rígido tiene un carácter dulce y que le gusta el contacto con las personas. Muy sociable y afectuoso, famosos por sus ronroneos. Independientes pero tiernos, característica muy valorada por sus dueños. Se tratan de gatos extrovertidos y traviesos. Les encanta estar con la gente y que le presten atención. Son unos gatos muy comunicativos y que suelen dar la bienvenida a sus dueños cuando éstos llegan a casa. Son muy juguetones y entrañables. Les gusta dormir con sus dueños, bajo las mantas.

 

 

Cuidados

 

Por sus características físicas debemos tener al gato Sphynx en lugares cálidos.

Hay que prestar especial atención en invierno. Su temperatura corporal es un grado o dos por encima del promedio de los gatos con pelo. Suelen tener un apetito voraz para compensar la pérdida de calor. Al tener menor protección, estos gatos no pueden quedarse fuera si hace frío. No les gusta sentarse en superficies frías y adoran los puntos de calor. Cuando salen al exterior cuando hace sol pueden necesitar protección solar en la piel clara.

Al carecer de pestañas lagrimea en exceso, por lo que debemos limpiarle de forma adecuada. Se recomienda limpiarlos diariamente con una gasa estéril humedecida con suero fisiológico, así como los lados de la nariz. También debemos limpiar sus uñas. Preguntar al veterinario la forma adecuada y los productos a utilizar. Sus grandes orejas están muy abiertas con lo que acumulan cera en abundancia que deberemos limpiar con frecuencia para evitar infecciones de oído. Se debe prestar atención a mantener la piel del gato Sphynx limpia y flexible. Además, esta raza tiende a ensuciarse. Necesita bañarse con una esponja cada semana para retirar las secreciones oleosas. Un baño cada 20 o 30 días aproximadamente y pasarles un cepillo con delicadeza de vez en cuando. No podemos abusar de los baños para no eliminar su aceite natural. Necesita nuestra ayuda para mantenerse limpio.  Además, el gato Sphynx necesita una alimentación específica.

 

 

Salud

 

Aunque parezca una raza delicada o frágil es un gato robusto y fuerte. Debe realizarse visitas periódicas al veterinario debido a los cuidados especiales que se deben tener con esta raza. Esta raza por lógica es propensa a los problemas cutáneos, incluyendo el desarrollo de erupciones y de infecciones por hongos. Hay que proteger al Sphynx de las quemaduras solares. Algunas de las enfermedades que pueden afectar a tu gato Sphynx:

 

  • Leucemia felina: Es infecciosa y contagiosa a través de sangre o saliva. La higiene y la vacunación preventiva evitarán que sufra esta enfermedad.
  • Peritonitis infecciosa: Muy contagiosa, presente en las heces del animal infectado.
  • Herpesvirus: Afecta a las vías respiratorias.
  • Panleucopenia: Infección grave y contagiosa que también se transmite mediante las heces.
  • Rabia
  • Clamidiasis: Enfermedad de las vías respiratorias superiores. Crea conjuntivitis y rinitis.
  • Bordetelsosis: También afecta a las vías respiratorias superiores. Muy indeseable en ejemplares jóvenes.

Pin It on Pinterest

Share This